Prólogo del libro

carlos-latreConocí a Andrew gracias a mi amiga Anna Vicens, reconocida sommelier que me dijo que Andrew hacía unos cursos y catas de vino interesantísimos… pero en INGLÉS. Madre mía! pensé, no sé casi de vinos como para hacerlo en inglés. Pero mi curiosidad me arrastró al curso…bueno a la experiencia diría yo. Porque lo fue desde el principio. Nada más llegar Andrew nos recibió como si nos conociera de toda la vida. Un tipo amable, simpático, cercano… y eso que es inglés…ja,ja,ja… es una broma.

Lo que quedó claro desde el principio es su Pasión, lo que vive del mundo del vino y cómo lo transmite a sus alumnos. Y la vida, como el vino…es pasión. Me sentí inmerso en la clase desde el primer momento. Aprendí, disfruté, caté, sentí, reí, me emocioné en un espacio de tiempo que se me hizo cortísimo. 

Y sobre todo, quise más…cuando uno prueba ese vino que le pone los pelos de punta, cuando uno cree haber encontrado sus uvas, esas que te definen, esas que se convierten en parte de ti, algo cambia. Te hace conocerte mejor y conocer mejor tus gustos. Pero para conocer hay que saber y para saber de vinos nada mejor que hacerlo con Andrew y, de paso, en inglés. 

Creo que ya ha quedado claro que soy un WINE LOVER. Gracias Andrew…tú tienes parte de culpa…

¡Salud! 

Carlos Latre